Normalmente cuando deseas conectarte a un sitio Web, todo el tráfico de tus datos está expuesto a Hackers y agencias de vigilancia. Y sin un servidor VPN eres presa fácil de violaciones de privacidad y robo de identidad. Por eso es importante saber qué es un servidor VPN y cómo funciona.

Sin un servidor VPN tu dirección IP está expuesta. Y tú ISP puede ver todo lo que haces en línea. Pero, además es posible que no puedas acceder a todo el contenido que desees, porque las plataformas usan geo bloqueos porque saben cuál es tu IP.

Antes de comenzar, queremos aclararte que una VPN no es lo mismo que un servidor VPN, debido a que una VPN es una red virtual privada de acceso a internet que cuenta con uno o varios servidores VPN para poder contar con opciones de navegación acorde a la ubicación geográfica de donde es contratada.

Es decir, si yo vivo en Argentina y contrato una VPN, está buscará dentro de su banco de servidores, el que brinde la mayor rapidez al usuario al conectarse y a la vez la que le aporte más seguridad.

¿Qué es un servidor VPN?

Entendido esto, un servidor VPN es el que proporciona su dirección IP y señal, para ocupar el puesto del cliente y ocultar su ubicación. Un servidor VPN en consecuencia es un servidor remoto que transmite de forma segura tu información a través de la web, utilizando protocolos de navegación que hacer que tus datos estén siempre protegidos.

Un servidor VPN, contiene a su vez muchos puertos de comunicaciones, lo que le ayuda a trasportar la información de un lugar a otro y desviarla en caso de acceder a lugares inseguros o malwares en su camino que pongan en riesgo la información recopilada. 

No todos los servidores VPN tienen la misma calidad de servicio, por eso a la hora de contratar un servicio VPN, debes asegurarte muy bien lo que éstos ofrecen y si es lo que andas buscando. En la mayoría de los casos se recomienda adquirir servidores VPN pagos, ya que te ofrecen una mayor seguridad y respaldo que los VPN gratis, ya que estos últimos son muy limitados y a la final no te ofrecen garantía de que tu información no será robada.

Lo fastidioso es que no hay una buena manera de probar los servidores de un proveedor VPN, al menos no con las herramientas que usamos para otros tipos de pruebas de VPN. La mejor forma de saber si elegiste o no una VPN con buenos servidores es usándola. Si observas que las velocidades son erráticas o tiene problemas para conectarse de forma regular, puede ser el momento de encontrar una VPN que invierta un poco más en su infraestructura.

En fin, un servidor VPN es un intermediario que ofrece su identidad por ti, trasladando toda la información manejada ida y vuelta de forma segura por túneles privados de información.

¿Cómo funciona un servidor VPN?

Cuando te conectas a internet, la empresa encargada de proveerte el servicio se activa, buscando las páginas que solicitas, es decir, es como un transporte que te lleva adonde quieres. Una vez que escoges y entras al lugar que deseas, todo ese historial de visitas e interacción queda almacenada en un registro personal asociado a tu dirección IP, la cual indica a los servidores de esas páginas de donde eres, además de los datos que ingresas al entrar a diversos sitios.

Estos datos y toda la información de donde ingresas, lo que ves y haces, puede ser vendido o tomado por algunas empresas para sus estudios de mercados o por personas inescrupulosas que desean robar tu información. En este caso, si contratas una VPN, cuando entras en internet, esta toma el mando y envía tus solicitudes a un servidor VPN privado en otra parte del mundo, sirviendo este cómo camuflaje para no mostrar tu identidad real, ya que a donde entres aparecerá el IP del servidor que ha sido elegido por la VPN para protegerte.

En consecuencia, un servidor VPN funciona como un intermediario que se identifica por ti y protege tus datos a través de una navegación segura por la web, trasladando tu información de forma encriptada para dificultar que esta sea robada por piratas informáticos. Con esto queremos decir, que a donde entres en la web sabrán a dónde entras, pero no la información que intercambias ni tu verdadera identidad o dirección IP.

Porque los datos están encriptados por los protocolos VPN con los que está configurado el servidor, de esta forma tu ISP no puede monitorearlos. Es decir, todo lo que recibe o envía a un servidor Web es encriptado por el servidor. Es un túnel protector entre el cliente VPN y el servidor VPN.

¿Cómo crear un servidor VPN?   

Debido al aumento acelerado del trabajo Freelancer, ha crecido la importancia de las VPN. Haciéndose cada vez más necesario para muchas personas que trabajan desde casa contar con una Red Virtual Privada.

Y puedes hacer tu propio servidor VPN en casa y así podrás estar protegido. Una forma más sencilla es comprando tu propio enrutador con una VPN incorporada. O desde el mismo contratar además un servicio de VPN, algunos incorporan descuentos por el paquete completo. Tienes que asegurarte que tu enrutador admita tu protocolo preferido como OpenVPN.

Routers con protección VPN incorporada
Router Wifi

También podrías configurar un servidor en tu router actual. Es un poco más técnico porque tendrías que reemplazar el sistema operativo de tu enrutador por un firmware avanzado. Este método es bastante arriesgado, si tienes los conocimientos hazlo.

Por ello, te enseñaremos a continuación cómo crear un servidor VPN paso a paso con Windows, una de maneras más fáciles y rápidas de hacerlo desde la comodidad de tu hogar u oficina.

Crear un servidor VPN con Windows 10

Para comenzar, lo primero que debes asegurarte es que tu sistema operativo sea Windows 10, una vez que estés seguro de ello, continúa con los siguientes pasos:

  • Ingresar al centro de redes y recursos compartidos de tu computador: para ello, te vas al final de la pantalla, buscas el logo correspondiente a tu señal de internet que se encuentra en la barra de tareas inferior. Una vez que lo ubiques, dale clic con el botón izquierdo y seleccionas “configuración de red e internet”.
  • Cambia la configuración: en la nueva ventana selecciona “Cambiar configuración del adaptador” allí dentro presiona la tecla “Alt+A” para que te aparezca una pestaña de menú, allí teclea en “Archivo” y selecciona “nueva conexión entrante”.
  • Asigna los usuarios a conectarse: selecciona uno de los que ya tienes creados o crea uno nuevo, presionas “siguiente” y otra vez “siguiente”.
  • Refresca la página conexiones de red: esto lo haces actualizando la página y te aparecerá la nueva conexión, pero, para que funcione, debes de entrar a Firewall, buscar “enrutamiento de acceso remoto” y asegurarte de dar clic o mover el botón con el ratón para activar esta función. 
  • Ubica el protocolo: aquí se recomienda dejar el que está por defecto o ir a “propiedades” para cargar el rango de IP al que queremos conectarnos y así tener más amplitud. Aceptas y dar clic en “permitir acceso” y se cargará, pero aparecerá sin clientes conectados.
  • Asignar IP fija: entras a inicio, abres la lupa y colocas “cmp”, seleccionas “símbolos del sistema” escribir “ipconfig” entrar. Verás tu IP (IPv4) y la Puerta de enlace predeterminada, deberás ingresar un rango que este entre tu IP y el de la puerta de rango, ejemplo: si tu IP es 192-198.168.1.8 y la puerta de rango es 192.198.1.2, puedes colocar 192.198.1.3 hasta 1.7, así de fácil es crear un nuevo servidor VPN.

VPN en la nube

Si has escuchado hablar de VPN en la nube y aún no sabes de qué se trata, te lo vamos a explicar de la forma más clara posible. Si bien es cierto, que muchos te dirán que solo basta con contratar una VPN para estar seguro y que, como tienes una pequeña empresa o trabajas desde casa no estarás en la mira de los rastreadores y hacker, pero eso no es del todo cierto, porque precisamente estas personas buscan más pequeñas empresas por su baja seguridad que a las grandes.

Es por eso por lo que, una VPN en la nube sería ideal para quienes quieren asegurarse de estar 100% seguros y a la vez, poder tomar su información desde cualquier lugar.

Es precisamente eso lo que quiere decir VPN en la nube, una VPN que se conecta a una plataforma única parecida a la nueve de Gmail, donde puedes entrar cuando quieras y desde cualquier dispositivo y tomar la información que deseas o continuar con el trabajo de la oficina que aún no has terminado.

¿Qué plataformas existen con VPN en la nube?

Actualmente está muy sonada la plataforma de Amazon AWS VPN, la cual permite a sus clientes conectarse de forma segura entre AWS y su oficina, utilizando Amazon VPN. Otras de las plataformas que suena mucho es OpenVPN Cloud, la cual utiliza AWS y Azure para ofrecer diversas plataformas a sus clientes y mejorar el tráfico de la información.

En fin, una VPN en la nube es una plataforma flotante privada, que te permite llevar tu oficina siempre contigo, de forma segura y fácil de utilizar.

¿Un servidor VPN sirve?

¿Un servidor VPN sirve? Si porque VPN sirve para proteger por ejemplo tu identidad. Porque si no estás protegido, alguien puede tener tu nombre, dirección física, teléfono y más. Información que pueden usar para robar tu identidad.

Lo bueno es que una VPN mejora tu privacidad y seguridad en Internet, pero también te brinda mayor libertad en línea porque cambia tu dirección IP.

Y el funcionamiento de una VPN es sencillo, es básicamente establecer una conexión segura entre usted e Internet. Porque a través de la VPN todo tu tráfico de datos se enruta a través de un túnel virtual cifrado haciéndote invisible a todos.

Fuentes

Nos encantaría que dejes un comentario. Síguenos en Twitter, Facebook y YouTube, con soluciones para tu hogar y vida diaria.

0 0 Votos
Calificación del artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios